7 CONSEJOS PARA EVITAR EL «MAL DEL PUERCO» Y MEJORAR TU PRODUCTIVIDAD LABORAL

Aunque el término médico es Somnolencia Postprandial, en distintos países del mundo los episodios de sueño excesivo después de ingerir alimentos se han definido con una gran variedad de conceptos, tales como ‘Food Coma’ o – en el caso de México- el famoso ‘mal del puerco‘.

Este trastorno -que es una baja energética producto de la activación del Sistema Nervioso Parasimpático motivado por la masa en el tracto digestivo- afecta directamente la productividad laboral.

Para algunas de las empresas más importantes del mundo es un problema serio, ya que -dependiendo de la actividad profesional que se desarrolle- el empleado está propenso a cometer accidentes o equivocaciones de gravedad, producto de la falta de atención por la somnolencia involuntaria.

Sin embargo, por tratarse de un asunto de categoría internacional, los expertos en la materia han desarrollado una serie de estrategias para contrarrestar los nocivos efectos del ‘mal del puerco’ en el ámbito laboral.
Un ejemplo de ello es el trabajo de Miguel Rivera, autor del libro ‘Durmiendo en el trabajo , quien menciona en su investigación que tomar una siesta de siete minutos después del almuerzo es altamente recomendable como medida para la disminución del estrés causada por las obligaciones cotidianas. Asimismo, asegura que dormir en el trabajo aumenta la creatividad y el nivel de productividad del empleado.

7 estrategias para prevenirlo

Mientras que la siesta en el trabajo parece una solución ideal para algunos, para otros organismos, como la National Sleep Foundation, la mejor manera de combatir la Somnolencia Postprandial está en aplicar 7 tácticas que garantizan una mejora significativa en el rendimiento de las personas:

  1. Trate de evitar los caminos pesados (embotellamientos) y las jornadas largas de trabajo.
  2. Procure trabajar más en equipo para mantenerse alerta.
  3. Manténgase activo en sus descansos (camine, juegue o incluso haga algo de estiramientos o ejercicio)
  4. Tome una bebida con cafeína (café, té o refrescos de cola) para mantenerse activo durante su turno -sin abusar de los productos-.
  5. No deje el trabajo más tedioso y aburrido para el final.
  6. Transforme su dieta y elimine parte de las grasas saturadas y carbohidratos.
  7. Intercambie ideas con sus colegas, fomente pláticas amenas y manténgalas a lo largo de la jornada.

Un caso de ‘nap rooms’ que fracasó por completo

No obstante, algunos intentos de empresas por institucionalizar la hora de la siesta en sus instalaciones resultó contraproducente. De acuerdo con la BBC , en el año 2013 la página askfortask.com decidió crear salones especiales en los que sus desarrolladores pudieran tomaran siestas reparadoras;  sin embargo, pasó poco tiempo para que la compañía desoftware descubriera que los empleados excedían sus 15 minutos disponibles.

Este hecho originó una falta de productividad ya que la gente invertía de 30 minutos a una hora y media en rellenar sus tazas de café o lavarse la cara con agua helada en intentos desesperados por quitarse la somnolencia.

En conclusión, puede que el ‘mal del puerco‘ sea una reacción física muy común en todo el mundo, pero sus efectos son altamente evitables si se siguen las estrategias adecuadas, tanto por parte de las empresas como de los empleados.

Fuente: merca20.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.